Patim y el Ayuntamiento de Castellón han reeditado un manual para la Formación de profesionales sociosanitarios en nuevas masculinidades. Un cuaderno de actividades que recoge una selección de dinámicas grupales, actividades y talleres con perspectiva de género que durante los últimos once años ha puesto en marcha Patim para facilitar la toma de conciencia frente a la violencia de género.

Las temáticas propuestas y el apoyo audiovisual que se ofrecen en la guía pueden servir tanto para jóvenes como para otros colectivos. Partiendo de la idea de género, de la construcción de las identidades y de cómo estas pueden ser discriminadas, a través de este manual se afronta la superación de conceptos enraizados en el hombre, en su mundo interior, que perjudican y facilitan no sólo una identidad inapropiada sino dañina.

“Proponemos generar un crecimiento a nivel personal como hombres, que el género masculino aporte valores positivos, nunca comportamientos que le sitúen en una posición de superioridad frente al género femenino e incluso, y con total seguridad, sean perjudiciales hacia el propio género masculino”, explica el presidente de Patim, Francisco López y Segarra.

La asociación Patim ha trabajado en la educación en nuevas masculinidades con profesionales de las adicciones, pacientes y en algunos centros penitenciarios. Un proceso que se inició en 2006, tras una investigación en la que se constataba que la violencia de género –en sus diferentes dimensiones- era una constante en la población drogodependiente atendida. “Si él hubiera nacido mujer...”, “la casa que habito” o “la historia de Andrés”, son algunos de los talleres que suponen una invitación para reflexionar sobre el concepto de masculinidad y la ideas asociadas al mismo.

La guía de masculinidades, que se ha comenzado a distribuir con motivo de la celebración del Día contra la violencia de género se puede adquirir de forma gratuita en la entidad, es el resultado de un proceso de formación y aprendizaje que ha llevado a Patim a participar de forma activa en la creación de materiales específicos, impulsar cursos de capacitación de equipos profesionales e incorporar nuevas pautas a los protocolos de actuación con las personas atendidas en los diferentes servicios de la entidad.

De forma paralela, once personas del equipo técnico de Patim acaban de iniciar un curso de formación, ofrecido por el Servicio de Igualdad de Oportunidades de Mujeres y Hombres, para incorporar la perspectiva de género al diseño de programas gestionados por entidades sociales. “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a las mujeres y las niñas es uno de los objetivos del milenio en el que más estamos trabajando porque la violencia de género no debería dejar indiferente a nadie; no podemos alejarnos de ella y tampoco quedarnos al margen y mirar hacia otro lado”, asevera López y Segarra. Patim cuenta desde 2009 con un protocolo de actuación para la no discriminación efectiva entre mujeres y hombres.

Enlace al documento: Formación de profesionales sociosanitarios en nuevas masculinidades


 

 
 
 

mod_eprivacy